Carné del editor


Nombre y apellido
César Cantoni

Fecha de nacimiento:
23 de febrero de 1951

Lugar de nacimiento:
La Plata, Provincia de Buenos Aires, República Argentina

Lugar de residencia:
La Plata

Ocupación:
Escribir poemas

Libros publicados:
Confluencias (1978)
Los días habitados (1982)
Linaje humano (1984)
La experiencia concreta (1990)
Continuidad de la noche (1993)
Cuaderno de fin de siglo (1996)
Triunfo de lo real (2001)                                         
La salud de los condenados (2004)
Diario de paso (2008)
El fin ya tuvo lugar (2012)
Un arte invisible (2016)

Otras publicaciones:
Irlanda (plaqueta, poesía, 1998)
Intemperie y otros poemas (cuadernillo, poesía, 2006)
Latencia: poesía y dictadura (cuadernillo, crónica, 2013)

Mi blog:
www.lospoetasnovanalcielo.blogspot.com.ar

Correo electrónico
cesarcantoni@yahoo.com.ar

10 comentarios:

  1. Primer acercamiento a tu propuesta-e, querido César, éste, el mío, desde hace un rato. Y por cierto me resulta natural felicitarte por ella: no sólo por lo concerniente a los textos, sino que, también, por eso otro que yo tanto agradezco: el marco estético.


    ______________________________________

    ResponderEliminar
  2. Estimados:
    Queridos escritores platenses, me alegra mucho lo que hacen. Aprovecho para preguntarles si conocen al escritor Justo María Aguilar nacido en 1902.
    ¡¡Feliz Día!!
    Abrazo fuerte
    Liliana María Pérez. Complejo Bibliotecario Municipal

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Liliana! Sólo puedo decirte que Justo María Aguilar publicó tres libros y es autor de varias letras de tango. También escribió la letra de la “Marcha a La Plata”. La plazoleta de 47 y 22 lleva su nombre. Lamentablemente (como ocurre con la mayoría de los poetas platenses de comienzos del siglo XX), poco y nada hay de él en Internet. Haré lo posible para descubrir su obra.

      Eliminar
  3. Hola Cesar, acabo de llegar a tu blog simplemente transitando estos caminos de poesia (hoy en la web)Una alegria enorme! Espero poder mantener contacto
    Juan Carlos Gago

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Juan Carlos! Gracias por escribir. Me alegra mucho que podamos comunicarnos. Seguimos el diálogo por mail. Un abrazo grande.

      Eliminar
  4. César felicitaciones, el Blog es realmente muy bueno.
    En sitios como este podemos nutrirnos de grandes autores no tan difundidos por medios oficiales. Un gran abrazo y un gusto descubrir el sitio. Martín Carlomagno desde E.Ríos.

    ResponderEliminar
  5. Hoy caminando por la diagonal 107 (que sale de la plaza Olazabal), descubrí una placa donde dice que esa diagonal se llama Pedro Mario Delheye. Jamás había escuchado ese nombre así que apenas llegué me puse a buscar y encontré este blog, para hallar tantas cosas de los poetas platenses que no conocía, felicitaciones por el blog. Agustín Trelles Gambier.

    ResponderEliminar
  6. Felicitaciones César, reconfortación del alma es la sensación que me producen estas lecturas, flashes de la infancia ( nací en La Plata, viví en Gonnett , hasta mi familia fué amiga de Roberto Themis Speroni. Revivo años idos, primaveras y veranos con olor a tilos, ecos de voces idas de mi más entrañable recuerdo. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro por todo lo que te ha sugerido el blog y te agradezco el comentario.
      Va un saludo muy cordial.

      Eliminar
  7. En un corazón offshore,
    no entramos ni vos ni yo.
    Un corazón offshore carece de sentimientos,
    y sueña con dólares fugados.
    Un corazón offshore sólo sabe amar a los poderosos.
    Un corazón offshore es devoto de lo exclusivo,
    y se aterra de los pobres.
    Un corazón offshore se asquea ante lo público,
    y se infarta de desprecio por el Estado.
    Un corazón offshore necesita dominar,
    y bombea de placer por el engaño.
    Un corazón offshore odia ver al feo,
    y es ciego frente la indigencia.
    Un corazón offshore se postra genuflexo ante lo foráneo,
    y banaliza el razonamiento.
    Un corazón offshore falsifica la justicia,
    y disciplina al rebelde.
    Un corazón offshore controla la pluma y la palabra,
    condena al diferente y persigue al solidario.
    Un corazón offshore es lo que no necesitamos.

    ResponderEliminar