miércoles, 1 de agosto de 2018

Ángela Gentile


Lo sguardo di Demetra
La mirada de Démeter

(Traducción al español: Luis Maggiori)


I

Dietro il cielo
c´è l´occhio dell´uomo.
Sguardo deserto degli dei.
                                        Veglia.

I

Detrás del cielo
se encuentra el ojo del hombre.
Mirada que no encuentra dioses.
                                                  Vela.



II

Un uomo attraversa il giorno,
dietro l´ombra della vita.
Davanti soltanto il Desiderio.

II                

Un hombre atraviesa el día,
detrás de la sombra de la vida.
Delante, solamente el Deseo.



III

Spogliarsi.
Io percorro la notte
cercando ingiallite fotografie.

III

Desnudarse.
Yo camino por la noche
buscando amarillentas fotografías.



IV

Non scorre l´acqua nè la notte.
I cuori non battono piú.
Il vento è la misura degli uccelli.

IV

No fluye el agua ni la noche.
Los corazones ya no laten.
El viento tiene la medida de los pájaros.



V

Mai ho sentito vicino il mare,
l´angoscia dell´immensità,
l´abitudine di calpestare gli autunni.

V

Jamás sentí cercano el mar,
la angustia de la inmensidad,
la costumbre de pisotear los otoños.



VI

Dopo il seme non c´è il verde,
i sorrisi scambiano domani.

VI

Después de la semilla no hay más verde,
las sonrisas mudarán mañana.



VII

Mi circonda l´area
trafitta di voci.
Torno.

VII

Me rodea un espacio
herido de voces.
Regreso.



VIII

Mi sveglio.
Il giorno è una fatica
di parole che si radunano.

VIII

Me despierto.
El día se vuelve una molestia
de palabras amontonadas.



IX

La traccia di ieri
misura d´antichi piedi.

IX

La impronta  de ayer
medida de antiguos pies.



X

Sostengo mio padre
tra il pollice e l´indice.

X

Sostengo a mi padre
entre el pulgar y el índice.



XI

Da una sponda all´altra
le acque puliscono i naufraghi.

XI

De una orilla a la otra
las aguas limpian  a los náufragos.



XII

Soltanto alla fine
si scoprono i continente.
Le scogliere rammentano il mare.

XII

Solo al final
se  descubre el continente.
Los acantilados nos recuerdan el mar.



XIII

Soffiare sulla terra,
dentro d´un altro cuore.

XIII

Golpear en la tierra,
dentro de otro corazón.



XIV

Senza memoria
diventeremo erba.
Senza pietà pascolo.

XIV

Sin memoria
nos volveremos hierba.
Inmisericorde para el pastoreo.



XV

La luna s´arrancia nel buio,
cresce squilibrato il silenzio.
Un uomo ancora vive.

XV

La luna se sobrepone en lo oscuro,
el silencio crece desequilibrado.
Un hombre vive, todavía.



XVI

Schermare.
Lo specchio sono io.
Giorno di frana.

XVI

A la defensiva.
Yo soy el espejo.
Día de devastación.



XVII

Le parole sostengono la vita.
La poesía a strapiombo
la spinge.

XVII

Las palabras fijan la vida.
La poesía que sobresale
le da impulso.



XVIII

Rompere la solitudine.
Ci abita un peregrinaggio decadente.

XVIII

Acabar con la soledad.
Nos habita una peregrinación decadente.



XIX

Prima la favola,
l´incantesimo di vivere.

XIX

Primero el cuento de hadas,
vivir el hechizo.



XX

Tra gli uomini,
un deserto di sguardi arrampicati.

XX

Entre los hombres,
un desierto de miradas encaramadas.



XXI

Profilo di sole
negli occhi invecchiati.
                                   Fiat lux.

XXI

Un línea de sol
en los ojos envejecidos.
                                    Sea la luz.



XXII

Il fumo disordina le ore,
il vento ci avvolge.

XXII

El humo desordena las horas,
el viento nos protege.



XXIII

Girerà un giorno
senza l´affannata eternità.

XXIII

Un día será
sin la afanosa eternidad.



XXIV

Accanto,
i sorrisi colpiscono la mia ombra.

XXIV

A mi lado,
sonrisas que atacan mi sombra.



XXV

Subito
l´attessa del primo sguardo.

XXV

De repente
la forma de la primera mirada.



XXVI

Le acque inondano
lievemente i cuori.

XXVI

Las aguas inundan
suavemente los corazones.



XXVII

La disperazione
di tornare dove non ci siamo.


XXVII

La desesperación
de regresar a donde no estamos.



XXVIII

L ´alfabeto riscrive
l´area dimentica i nomi.

XXVIII

El alfabeto reescribe
la superficie olvida los nombres.



XXIX

Smemorato dominio,
la parola sminuzzata
fallacia del mondo.

XXIX

Olvidado arte,
la palabra despedazada
falsedad del mundo.



XXX

Disolvo l´imitazione del tempo,
dove la poesía permane.

XXX

Disuelvo la copia del tiempo,
donde la poesía permanece.



XXXI

Contempla la letizia
in ogni mistica ascesa,
sconsolata negazione del tutto.

XXXI

Contempla el éxtasis
en cada ascensión mística,
desconsolada negación del resto.



XXXII

La gran pausa,
il moto della vanagloria
interruppe l´incantesimo.

XXXII

La gran pausa,
el movimiento de la vanidad
interrumpe la magia.



XXXIII

Il falso antico arriva al nulla.
Tramonta il mondo.

XXXIII

La antigua falsedad a nada llega.
Abruma al  mundo.

Fuente: Lo sguardo di Demetra / La mirada de Démeter, Ángela Gentile, Cuadernos de Casa Bermeja, La Plata / Mago Editores, Chile, 2018.

Ángela Gentile nació en Berisso, Provincia de Buenos Aires, el 5 de agosto de 1952. Desde hace varios años vive en La Plata. Es profesora de lengua española, profesora de lengua y literatura italianas, gestora cultural (cuenta con un postgrado de FLACSO), magíster en políticas socioeducativas y miembro de A.D.I.L.L.I. (Asociación de Docentes e Investigadores de Literatura y Lengua Italianas). Asimismo, fue investigadora del Centro de Estudios Italianos de la UNLP (Universidad Nacional de La Plata), becaria de la Universidad para Extranjeros de Perugia, Italia, e integrante del equipo del Plan Nacional de Lectura del Ministerio de Educación de la Nación (2009-2012). Como docente y escritora, dictó numerosos talleres y seminarios y participó en varios congresos nacionales e internacionales (Cuba, Ecuador, Colombia, Uruguay e Italia, entre otros países), en la OEI (Organización de Estados Iberoamericanos) y en el Foro Internacional de la Fundación Mempo Giardinelli. Fue invitada, además, a la FILVEN 2013 (Feria Internacional del Libro de Venezuela) y designada como asesora del CENAL (Centro Nacional del Libro). Codirigió la revista independiente de literatura juvenil (teoría y crítica) Etruria y el Programa de promoción de la lectura literaria Biblos’03, de Berisso. Recibió, entre otras distinciones, el Premio Nacional “Iniciación” de Literatura del Ministerio de Educación y Justicia de la Nación (bienio 1985-1987) por su libro de poemas Escenografías, el Premio Pregonero de la Fundación El Libro de Buenos Aires (2009) por Etruria y los premios de la Cámara Argentina del Libro, de ABGRA (Asociación de Bibliotecarios Graduados de la República Argentina) y del Consejo Superior de Educación Católica Argentina por Biblos’03. Entre sus libros publicados cabe mencionar: Voces olvidadas. Las lenguas y las canciones de cuna de la inmigración (en coautoría, patrocinado por la UNESCO, 2010), Palabras originarias (Estación Mandioca, 2014), Pensar la lengua y la literatura (manuales de literatura para 4º y 5º año del secundario, en coautoría, Editorial Longseller, 2015) y Diáspora griega en América (recopilación de textos propios y de varios autores, Editorial Hespérides, 2015). Su obra poética incluye Escenografías (Ediciones del Copista, 2005), Cantos de la Etruria (Ediciones del Copista, 2008), Cuerno de marfil (Cuadrícula Ediciones, 2012), Los pies de Ulises (edición bilingüe, griego-español, Editorial Ocelotes, 2016) y Lo sguardo di Demetra / La mirada de Démeter (edición bilingue, italiano-español, Cuadernos de Casa Bermeja / Mago Editores, 2018). Algunos de sus poemas fueron incluidos en ediciones colectivas como Poesía 36 autores (La Comuna Ediciones, La Plata, 1999), Escritos y escritores de Berisso (Instituto de Cultura Latinoamericana / Centro Cultural Difusión, Berisso, 1999), El camino de los mitos (Editorial Evohé, Madrid, 2011), Ellas (Asociación de Profesores de la Universidad de Carabobo, 2013) y Versos d’acollida / Versos de acogida (Barceloactúa / Poémame, Barcelona, 2018). Con respecto a Lo sguardo di Demetra / La mirada de Démeter, escribe el Dr. Dario Falconi en el prólogo de la publicación:

La existencia es aquello que existe mientras existimos, la casa de la cual hemos sido desterrados motivado por la avidez de ser. Aún el poeta no olvida la calle que lo lleva a su hogar, percibe el dolor de esta separación inevitable y sólo en la poesía alcanza a reencontrar provisoriamente un sentimiento de ilusoria apariencia. Treinta y tres visiones extemporáneas que evaden lo cotidiano para alcanzar la esencia más profunda de las cosas, treinta y tres costuras para aliviar la herida del desagarro originario. “Lo sguardo di Demetra” narra poéticamente esa nostalgia del origen, origen a su vez de la nostalgia.
Maria Zambrano escribe que “El poeta está poseído por la belleza en su resplandor, de la belleza que brilla y resalta sobre cada cosa, Y sabe, de hecho es el único que no podrá jamás olvidarlo, que deberá cesar de verla, de gozar de su esplendor”.
En esta recopilación Ángela Gentile nos restituye fragmentos del esplendor originario, iluminadas epifanías de la gracia disimulada en cada instante y que en un momento será devorada por el olvido del tiempo.
                                                                                                                          
Foto: Ángela Gentile. Fuente: Gentileza de Ángela Gentile.

1 comentario: